Mascotas sanas, personas sanas: evitá las enfermedades

Las mascotas pueden brindar alegría, ayudar a mejorar nuestra salud y enseñar a los niños valores y habilidades sociales. Sin embargo, algunas mascotas pueden transmitir enfermedades o ser peligrosas para los niños pequeños con un sistema inmunológico deficiente.

Las zoonosis, por ejemplo, son enfermedades infecciosas que puedes contraer de los animales, especialmente cuando tienes contacto cercano con ellos.

Le pedimos ayuda a Natural Life, una empresa dedicada la comercialización de productos para animales y el cuidado de mascotas, quienes nos aclaran que, así como las personas, todos los animales llevan gérmenes.

Seguramente tus posibilidades de contraer una enfermedad de un animal son pequeñas, pero sigue siendo una buena idea saber qué buscar en tu mascota y cómo evitar enfermarse.

¿Cómo podemos evitar que las enfermedades se propaguen de las mascotas a las personas?

Varios factores afectan si una enfermedad se propagará de un animal a un humano.

Cuidado de la salud de las mascotas:

La mejor manera de evitar contraer una enfermedad de su mascota es asegurarse de que su mascota esté sana.

  • Realizá chequeos rutinarios a tu mascota con tu veterinario de confianza, no dejés de asistir a una cita médica de tu mejor amigo.
  • Asegurate que tu mascota como comida de calidad como Vital Can, y que no coma fuera de los horarios que has establecido en su rutina diaria.  
  • Vigilá de cerca el contacto de tu mascota con otros animales que puedan transmitir enfermedades.

Lavado de manos:

Cuidá de que todos los miembros de la familia se laven las manos después de manipular mascotas una vez que lleguen de pasear. Limpiá cuidadosamente después de tu mascota. Lavate las manos después de limpiar las cajas de arena, las jaulas o eliminar los desechos de tus mascotas.

Cuando mi perro estornude, ¿me resfriaré?

Las personas no contraen resfriados o gripe de las mascotas. Estas son algunas enfermedades que normalmente NO se transmiten de las mascotas a las personas:

  • leucemia de gato
  • inmunodeficiencia de gato (a veces llamada SIDA felino)
  • moquillo
  • hantavirus
  • gusanos del corazón
  • parvovirus
  • oxiuros
  • infecciones fúngicas sistémicas;
  • enfermedad de Lyme
  • gripe, resfriados, dolor de garganta.

¿Qué pasa con las picaduras y los rasguños?

La mayoría de las enfermedades se transmiten de las mascotas a las personas a través de una mordida, un rasguño o por contacto directo. El primer paso para prevenir lesiones es entrenar a tu perro o gato para que no muerda. Nunca dejés a un niño pequeño solo con un animal que no está entrenado.

Cuando una mascota te rasguñe, límpiá la lesión de inmediato con agua y jabón. Probablemente no necesités más tratamiento si tu sistema inmunitario funciona normalmente.

Las mordeduras de gato generalmente son delgadas y profundas y pueden no parecer muy serias. Pero los gérmenes de la boca del gato pueden entrar a su piel y causar infección. Consultá a tu médico, porque puede que necesités antibióticos.

Si después de ver a tu médico, mostrás signos de infección como enrojecimiento, hinchazón, calor, supuración de pus o fiebre, comunicate nuevamente con un doctor.

Las mordeduras de perro pueden verse peor, pero generalmente son menos graves. Estás deben ser examinadas por un médico, ya que es posible que se necesiten antibióticos. En general, cuando una mordedura rompe la piel, llamá o visitá a una unidad de salud pública o un médico local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *